Pychedelic Heroine [2]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pychedelic Heroine [2]

Mensaje por Reitazilla el Vie Abr 17, 2009 10:05 am

Desperté antes que Ruki, por alguna razón mi cuerpo estaba cansado como si no hubiera dormido en mucho tiempo o el entrenador de pesas me hubiera estado insistiendo con los ejercicios al tope.

Sin darnos cuenta Ruki y yo habíamos dormido toda la tarde, al despertar lograba ver el color anaranjado que se filtraba por las ventanas de la sala del segundo piso en donde tenia mi ordenador, los amplificadores y mi bajo.

Me senté suavemente en la cama sin mucha voluntad, estaba despeinado y me había despertado por el calor. Ruki estaba durmiendo junto a mi, con una mano cerca de su cabeza y la otra en el estomago. Volví a recostarme sin querer, observando su rostro mientras me disponía a dormir nuevamente.



- Que pasa? – Oí un murmullo venir de Ruki, tenía los ojos cerrados y cambiaba de postura.

- Nada…

- Que hora es? –pregunto comenzando a despertarse y abrir sus ojos frente a mi.

- No lo sé… dormimos mucho ya esta atardeciendo de ven ser las 7

-

Sin volver a decir algo cerró los ojos y se acurruco en la cama mas cerca mío. “Abrázame” creí escuchar y así lo hice, la tarde era fría, no había fuego en mi casa… pero yo tenía calor. Cerré mis ojos queriendo volver a dormir, pero oí que alguien abría la puerta y entraba.



- Por que te fuiste esta mañana? – escuche a Uruha abriendo la puerta, abrí mis ojos y lo vi ahí parado quitándose las gafas y mirando a Ruki que comenzaba a despertarse de nuevo.

- Por que… no sé te vi con Aoi y no quise molestar –dije soltando a Ruki suavemente para que no despertara de golpe y me senté en la cama

- A ti también Ruki por que no viniste? – Uruha pregunto como en un tono enojado, tal vez por que esa mañana el y Ruki habían quedado de ir de comprar… Yo lo iba a saber en un tiempo más.

- Ahh?... es que oí algo raro y no quise tocar… -dijo quedando boca arriba en la cama y pasándose las manos por la cara.



Uruha se apoyo en la puerta, se notaba un poco molesto. Quien lo iría a entender si Ruki o yo lo hubiéramos molestado mientras estaba cogiendo con Aoi se habría enojado de todas formas.

Vi como Ruki se sentaba en la cama y se levantaba de ella arrastrando sus pies hasta Uruha estirando los brazos y abrazándolo. Me pareció tierno… lo hacia para que Uruha no se molestara mas y así fue, el mas alto sonrío dejando que un Ruki somnoliento lo abrazara babeando su camiseta. Luego me levante yo, y arregle mi camiseta y pantalones arrugados, llevaba el pelo liso así que simplemente pase mi mano por mi cabeza dejando mi cabello peinado.



- Como entraste a mi casa? –pregunte girándome para ver a Ruki con los ojos cerrados apoyado en el pecho de Uruha y Uruha abrazándolo.

- Me diste una copia el año pasado cuando te fuiste de viaje por 1 mes…

- Con razón se me habían perdido. – Había olvidado por completo el hecho de que el año pasado le había dejado mis llaves a Uruha. Yo las daba por perdidas así que tome otra copia y las hice mías.

- Traje algo para que comiéramos, pero no pensé que estaría Ruki… aun así alcanza. – Dijo uruha apartando a Ruki con cuidado.

- Que trajiste? – Ruki ya despierto se me adelanto en la pregunta.

- Pasteles, un poco de té, galletas, zumo, palomitas y …

- Con eso vas a alimentar a todo un ejercito…-murmure pasando por el lado de los dos y bajando las escaleras, Uruha siempre traía cosas dulces para la hora de tomar te, a mi me gustaban bastante también.

- Como si tú no fueras el ejército… - me contesto mientras bajaba detrás de mi seguido por Ruki, que no decía nada.



En la cocina se encontraban las bolsas con la comida que había traído Uruha., Ruki un poco mas energético volvió a adelantarse y paso frente a mi sacando un vaso de agua enjuagándose la boca con ella. Yo me dirigí a las bolsas y comencé a sacar las cosas mientras Uruha se sentaba en una de las sillas mirando y ordenando las cosas que estaban fuera.



- Que hicieron toda la tarde? – Pregunto sentado mirándome y luego mirando a Ruki.

- Dormí…mos –pensaba contestar por mi, pero ya que Ruki había estado conmigo durmiendo termine diciéndolo en general. Tome la caja de té y la revise, Uruha siempre compraba té especial, de esos raros que encuentras en las tiendas. Esta vez había comprado uno de… ¿Francia? – es exportado?

- Si, por que?

- Nada, solo quería asegurarme… - Mi mal ingles me estaba jugando en contra a la hora de saber de donde traían las cosas exportadas… Suspire y comencé a abrir la caja.

- Ah… ¿son de ese té que vienen en lata para preparar? – Ruki se acerco a mí y me quito el paquete leyendo todo.

- Supongo que si, me llamo la atención además que como ahora andaba con un poco mas de dinero quise derrocharlo para probar un te de otro lugar que no sea de China o Korea…- Uruha se levanto de la mesa y se acomodo detrás de Ruki murmurando los pasos a seguir que el mismo había entendido, quedaron de acuerdo en que juntos prepararían el te. Así que me sentí tan inútil hay en medio que me llego a dar vergüenza el poner la mesa y los platos.

- Que genial… Nee Reita no tienes una tetera?

- No, no sé… creo que hay una en … no, no tengo una

- Este no sabe ni donde tiene las cosas de su propia casa. ¿No te regalo tu hermana una tetera para el té cuando te mudaste?

- No lo recuerdo…



Me encogí de hombros, realmente no recordaba tener una. Muy pocas veces usaba ollas o vasijas. La mayoría aun estaban en el lugar sin ser usadas. No comía ensaladas y tampoco cocinaba así que solo usaba platos e iba de vez en cuando a comer a casa de alguna persona.

Shima se aparto de Ruki y camino hacia la alacena haciendo bastante ruido por estar buscando la bendita tetera, Ruki suspiro y se fue a buscar platos por otro lado de la cocina. Sin querer yo de nuevo no estaba haciendo nada ¿Pero que querían que hiciera?, jamás había puesto una mesa decentemente, pero me sentía mal al ver a Ruki acarreando los platos hacia la mesa, me levante y fui a ayudarle. Lo empuje suavemente con mi cuerpo hacia un lado ya que me estaba dando la espalda y tome los platos que llevaba en las manos.



- No hace falta… - Murmuro mirándome

- Si lo hace…



Dicho esto proseguí a ir a la mesa y lo llame para que la ordenara, ni que pensara que lo iba a hacer todo yo solo. Soltó una suave risita y se encamino hacia la mesa ordenando las cosas mientras yo traía las tazas y cubiertos.

Shima por otro lado ya había encontrado la tetera, pero estaba ocupando su tiempo en volver las cosas a su lugar, “Aquí todo es nuevo” lo escuche murmurar al ver el poco uso que tenían mis ollas y sartenes, no hice mucho caso, pero al pasar a su lado le golpe suavemente la cabeza despeinándolo y proseguí a la mesa para ayudar a Ruki.

De alguna forma Ruki ya tenia todo listo, una buena presentación para una comida de a tres, jamás había visto en meses la mesa de mi casa puesta de una forma… ¿decente? Mi hermana al visitarme solía arreglar las cosas así, pero ya que se había casado el año pasado no solía visitarme tan seguido como antes.

La imagen de la camarera de la cafetería se me vino a la mente, supuse que necesitaría una mujer en casa al ver lo inservible que era en la cocina y sin querer comencé a darle atributos que no conocía a esa muchacha. Me rasque la nuca y mire a Ruki detenidamente arreglando las cosas de manera minuciosa.



- El té esta listo! –dijo Uruha trayendo la pequeña tetera y dejándola sobre una superficie especial de donde Dios sabe la habrían sacado esos dos.

- Yo quiero probar

- Yo también… -me senté en una silla y mire como Uruha servia un poco de té a cada uno y luego echaba agua caliente. – ¿No sirves todo el té? –pregunte al ver lo poco que echaba a cada taza.

- Hahahaha! El té se sirve de a poco por que si no queda muy concentrado o acaso quieres beberte toda la tetera tu solo sin agua..? – Respondió Ruki sentándose al lado mió.

- No… no quiero

- A comer… - Uruha se sentó con nosotros y sonriendo se robo un pedazo de pastel para probarlo. A mi se me habían pasado las ganas de comer algo dulce así que simplemente le eche una cucharada de azúcar a mi té y bebí un poco para probarlo.



Así pasamos la hora de té comiendo, Uruha y Ruki parecían dos chicas disfrutando del maravilloso té Francés y sus dulces mientras yo permanecía en una esquina preguntándome que tenia de maravilloso el té. Tenia sabor a té, eso era cierto… pero no encontraba mucha diferencia con el té normal, llegue a la conclusión de que mi poco gusto por la comida me hacia pensar así. Ah… que amargado soy, necesito amor apostaría un millón de dólares a que si estuviera enamorado le encontraría mejor sabor a la comida y es que… hacia ya una año que mi novia me había dejado.

Era tan mona… y supongo que yo le había hecho tanto daño, sigo echándome la culpa de todo lo que nos sucedió. Jamás la volví a ver después de el día en que me dejo por otro chico, dijo que yo era un egoísta… ¿realmente lo abre sido?, pero tenia mis razones.



- Ah?.. Si ya voy ya voy… - Volví al mundo en el momento en que Uruha contestaba su celular y se levantaba, fue caminando por la cocina y tomo su chaqueta saliendo mientras se despedía con señas.

- ¿paso algo? – mire a Ruki atónito mientras el comía la crema del penúltimo pastel que quedaba.

- No, creo que “Aoi” lo llamo – me sonrió, entonando de una forma muy melosa el sobrenombre de Yuu y me ofreció un poco de su pastel con el tenedor, abrí la boca y lo acepte. Sabia bien… - ¿Puedo quedarme en tu casa?

- ¿Por qué? –pregunte bebiendo un poco del té que ya estaba frió. Ruki se encogió de hombros y me corrió un poco la taza de té salpicándome.

- Solo no quiero estar solo en mi casa…

- Bueno, podemos ver una película mas tarde… - Sonrió y se levanto para lavar los platos, yo también me levante y le ayude unos segundos, pero luego de notar que molestaba mas que ayudar decidí subir al segundo piso y sentarme a tocar el bajo un rato.



Así paso la tarde, después de lavar los platos Ruki vino y se sentó al lado mió mirándome mientras componía cualquier cosa por diversión. Se apoyo en mi hombro y juntos nos quedamos en la sala del segundo piso hasta que anocheció. Conversamos de estupideces, bromeamos sobre el comportamiento de Uruha y me pregunte en donde estaría Aoi… Me molestaba bastante el saber que Shima tenia una relación homosexual, y no es por hablar mal de Aoi, pero ese tipo es tan bruto… Jamás pensé que los vería juntos. Ruki tampoco…

Al llegar las once de la noche deje el bajo de lado y me deje caer en el pequeño sillón en el que estaba sentado, cerré mis ojos y suspire.



- El caso es que, después de estos 3 días el manager me ha llenado de sesiones de fotos y se cree que uno no tiene tiempo, debo ir a visitar a mis padres esta semana por que están de aniversario…

- Y no le dijiste que necesitabas tiempo para visitar a tus padres.

- Si le dije, pero me ha dicho que es muy difícil hacer citas con no sé que tipo que hará la sesión. Realmente me ha molestado…

- Mamatela entonces… -sonreí y me reí un poco por las expresión que había usado. No había solución para el problema de Ruki, ya nos la habían hecho muchas veces anteriormente… casi todos menos Kai habíamos tenido problemas de ese tipo.

- Que simpático que estas… - respondió sarcásticamente y le dio una palmada a mi mejilla yendo luego a mi habitación. Por mi gusto me quede unos minutos en la sala, pero luego al sentirme solo sabiendo que Ruki estaba dentro de mi habitación me levante y fui con el.



Me lo encontré de espaldas a la puerta quitándose la camiseta para ponerse una camiseta mía para dormir, jamás había tenido esa vista de el. Su espalda desnuda… me quede parado en la puerta observándole de reojo sin querer mirar mas, con el tiempo que había llevado ejercitándose Ruki ya no estaba tan fofito como antes no digo que haya estado gordo, pero se le notaba mejor su cintura y por lo visto estaba bastante mas flaco .

Se puso la camiseta que le quedaba bastante grande ya que hasta a mi me quedaba grande y se quito los pantalones quedando en ropa interior. Me hice notar para que no pensara que le estaba mirando y entre en la habitación tirándome en la cama, cerré mis ojos nuevamente y suspire.



- Estas enamorado… -le escuche decir mientras se subía en la cama junto a mi.

- No lo estoy.

- Entonces, ¿Por qué suspiras tanto?

- No lo sé

_________________
I'm Yours Suzuki Akira ~

avatar
Reitazilla

Cantidad de envíos : 201
Fecha de inscripción : 31/03/2009
Edad : 24

Ver perfil de usuario http://reitakira.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.